Insomnio e Higiene del Sueño



¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un trastorno del sueño en el cual se ve afectado el hábito del sueño, tanto la cantidad, calidad y capacidad de consiliación del mismo. Se clasifica en insomnio de conciliación y de mantenimiento. El Insomnio de conciliación es el que se produce una dificultad para quedarse dormido. El Insomnio de mantenimiento es aquel en el que la persona se despierta varias veces en la noche. Por ultimo habría un tercero que es el de despertar precoz, que es aquella persona en el que se despierta 2-3 horas antes de lo planificado o de lo necesario. Además pueden existir patrones míxtos del insomnio, con una mezcla de los tres tipos. Seguro que en algún momento de tu vida, te has visto identificado con algún tipo de Insomnio.


El insomnio puede afectar tus actividades diarias, haciendote sentir cansado cuando te despiertes, afectando tu energía, estado de ánimo, desempeño laboral, estilo de vida y tu salud.

El sueño normal está organizado en diferentes fases a lo largo de la noche. Los estudios polisomnográficos las clasifican en 2 categorías, según el patrón de actividad:

  • Sueño REM (de movimientos oculares rápidos) o sueño desincronizado paradójico: Se caracteriza por atonía muscular, ondas REM episódicas rápidas y de baja amplitud, en el EEG. Es la fase en la que, mayoritariamente, se producen los sueños.

  • Sueño no REM (NREM): Se subdivide en 4 fases progresivas: 1 y 2 constituyen el sueño ligero y 3 y 4 el llamado sueño profundo o de ondas lentas (SOL). El umbral de activación aumenta con cada fase, y la fase 4 (delta) es de la que es más difícil despertar.

El insomnio puede ser agudo, cuando es de corto plazo cuando el episodio dura de días a algunas semanas o crónico en episodios que duran más de un mes. El insomnio agudo es un trastorno que puede ser bastante habitual y que en general la mayoría de los adultos lo experimentan en algún momento de la vida, y las causas más habituales son el estrés, ansiedad, viajes con cambios horarios, abuso de sustancias. En cuanto al estrés crónico, el mismo suele tener relaciones con trastornos de la salud mental crónicos como la ansiedad crónica, la depresión y esquizofrenia.



Síntomas

Los síntomas más comunes en el insomnio son los siguientes:

  • Dificultad para conciliar el sueño a la noche

  • Despertarse durante la noche

  • Despertarse muy temprano

  • No sentirse bien descansado después del sueño nocturno

  • Cansancio o somnolencia diurnos

  • Irritabilidad, depresión o ansiedad

  • Dificultad para prestar atención, concentrarse en las tareas o recordar

  • Aumento de los errores o los accidentes

  • Preocupaciones constantes respecto del sueño


Causas y factores de riesgo del insomnio

La aparición del insomnio suele estar relacionada con otras afecciones es por ello que las causas más comunes del insomnio son las siguientes:

  • Estrés

  • Sustancias estimulantes (ej. Café, alcohol, nicotina, etc)

  • Viajes o cambios de horario

  • Malos hábitos de higiene del sueño

  • Alimentación en exceso

  • Medicamentos

  • Trastornos psiquiátricos

  • Trastornos relacionados con el sueño


Los factores de riesgo habitualmente relacionados con el insomnio benigno o no relacionado con trastornos psiquiátricos se pueden resumir en cinco principales dentro de los que tenemos algunos que no pueden evitarse como la edad y género y otros que pueden tratarse o mejorarse. Los cinco factores de riesgo más comunes con el insomio son los siguientes:

  • Edad mayor de 60 años

  • Sexo femenino

  • Malos hábitos de higiene del sueño

  • Estrés

  • Trastornos físicos o mentales


¿Cómo se trata el Insomnio?

El manejo del insomnio se puede realizar inicialmente con tu médico de cabecera o de medicina general, sin embargo la mayoría de las veces podemos hacer un manejo autónomo del mismo, mejorando las medidas de higiene del sueño, la actividad física de nuestra vida e incluso la alimentación también es un aspecto muy importante a considerar ya que nos puede cambiar de cierta forma nuestros hábitos de vida.

Hay muchos fármacos útiles para tratar el insomnio, como son las benzodiacepinas o los hipnóticos (inductores del sueño. pero cada vez más personas demandan tratamientos más naturales, sin efectos adversos, que les permita conducir al día siguiente, que estén activos y concentrados en el trabajo.

El suplemento inicial que debe considerarse e indicarse para el tratamiento del insomnio es la melatonina ya que la medicación habitual presenta muchos efectos adversos, y además, no produce síndrome de retirada, es decir que se puede dejar de tomar sin que ello cause un problema. Si quieres saber más sobre la melatonina, pincha aquí.

Últimamente el CDB es un suplemento muy útil que estoy recibiendo un feedback muy positivo de los pacientes. Mejora mucho la calidad del sueño, la duración, se levantan descansados. Aquí puedes ver más sobre el CBD.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square