¿Qué es la Epoc o Bronquitis crónica?

La EPOC o bronquitis crónica, se define como una enfermedad respiratoria caracterizada por síntomas persistentes y limitación crónica al flujo aéreo, causada principalmente por el tabaco. Esta limitación al flujo aéreo se manifiesta por disnea, generalmente progresiva, junto con otros síntomas respiratorios como la tos crónica acompañada o no de expectoración. La experiencia de la EPOC de un individuo está determinada por muchos factores, además de las características patológicas de la bronquitis crónica y el enfisema y los síntomas que se derivan directamente de ellos.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) constituye un problema de salud pública de enorme y creciente importancia por su alta prevalencia, elevada morbimortalidad y costes socioeconómicos. La multimorbilidad es la norma más que la excepción, por lo que la mayoría de las personas con EPOC viven con una variedad de otros problemas médicos que pueden disminuir la calidad de vida en general.

El impacto en la salud de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es sustancial y está aumentando. La EPOC es responsable del 2,6% de los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) perdidos y de 3,2 millones de muertes anuales. En este momento la epoc es la quinta causa de mortalidad en España y los costes directos estimados superan los 1.000 millones de euros para el sistema sanitario.





En la actualidad, la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva se considera prevenible y tratable, las personas con la enfermedad a menudo no se diagnostican, se diagnostican incorrectamente o no se tratan.


Los síntomas más frecuentes son:

  • Dificultad para respirar durante el ejercicio

  • Tos crónica

  • Tirantez en el pecho

  • Respiración sibilante


¿Qué necesito saber sobre la EPOC o bronquitis crónica?


Diversos estudios epidemiológicos españoles cifran la prevalencia en un 10 % de la población adulta, pareciendo haberse estabilizado su crecimiento. Con todo, el infradiagnóstico sigue superando el 75 %, especialmente en las mujeres. La comorbilidad, entendida como la presencia de dolencias que coexisten con la enfermedad de estudio, es mayor en los pacientes con EPOC que en la población general, y condiciona resultados en salud.

Hay múltiples evidencias de que el diagnóstico precoz retrasa la evolución de la enfermedad, tanto con medidas farmacológicas como no farmacológicas. El enfoque terapéutico no puede centrarse sólo en el aspecto respiratorio, que es lo que me enseñaron. En los últimos años, hemos asistido a una revolución en el tratamiento de la Epoc y en la protocolización de la enfermedad.


La EPOC es causada por la inhalación de partículas o gases nocivos, en particular el humo del tabaco, pero también por las desventajas de la vida temprana que afectan el desarrollo pulmonar y por ocupaciones donde las exposiciones por inhalación son comunes (por ejemplo, trabajos industriales, agrícolas y de limpieza).

El curso clínico de la EPOC refleja una disminución progresiva en el tiempo de la función pulmonar. La progresión de la enfermedad no es uniforme, aunque el efecto beneficioso dedejar de fumar se observa de forma constante en todos ellos. La insuficiencia respiratoria crónica, la hipertensión arterial pulmonar y el cor pulmonale corresponden al estadio casi final de la enfermedad.

Por tanto, La enfermedad obstructiva crónica, EPOC se debe fundamentalmente al tabaquismo, más del 80% de los casos, pero también se llega a la misma por la contaminación y las infecciones respiratorias desarrolladas en la infancia.


¿Cómo se diagnostica la EPOC?


El diagnóstico de EPOC se considera típicamente en presencia de disnea, tos crónica con o sin producción de esputo y antecedentes de exposición a uno o más factores de riesgo de la enfermedad. Sin embargo, la realidad de vivir con la enfermedad a menudo incluye síntomas más allá del pulmón, como fatiga, atrofia muscular, osteoporosis, ansiedad y depresión. Aunque la patología subyacente de la EPOC es en gran medida irreversible, muchos factores relevantes para la experiencia física, social, psicológica y cultural de la afección son potencialmente susceptibles de intervención para reducir la carga de la afección.


El diagnóstico de la EPOC precisa de una actitud proactiva de todos los profesionales. Seamos proactivos en la realización de espirometrías y adecuemos los tratamientos a las guías.

Cuando los pacientes acuden a consulta por síntomas respiratorios compatibles con la enfermedad, esta lleva ya una larga evolución. Los pacientes suelen minimizar dichos síntomas y los atribuyen al tabaco. Además, cuando la enfermedad es sintomática la pérdida, probablemente irreversible, de la función pulmonar lleva ya su curso que es más acelerado en las primeras fases. Diversos estudios constatan que en los 5 años previos al diagnóstico de la Epoc los pacientes han consultado por síntomas respiratorios.


El diagnóstico de la epoc precisa de una actitud proactiva de todos los profesionales. Para su confirmación se precisa de la realización de una espirometría. Así, la guía española de la enfermedad obstructiva crónica (GesEPOC) recomienda la realización de una espirometría a todos los pacientes mayores de 35 años que sean sintomáticos y presenten un consumo acumulado de tabaco de al menos 10 años-paquete.

El diagnóstico precoz permite la instauración de medidas, tanto farmacológicas como no farmacológicas, que nos ayudan a minimizar el deterioro de la obstrucción. Es esencial el abandono del tabaco. Hasta un 30% de nuestros pacientes con Epoc siguen fumando.

Una vez realizado el diagnostico se realiza una clasificación y estratificación del paciente.


¿Cómo se trata la bronquitis crónica?


El tratamiento de la Epoc debe ser integral y todos los sanitarios que manejen la patología deben de emplearse a fondo en hacer comprender la misma e intentar que los pacientes participen de forma activa en su control. Como en cualquier otra patología, antes de iniciar un tratamiento debemos confirmar el diagnostico, así como valorar y tratar las comorbilidades.


  • Parece que la Educación sanitaria, es decir, los programas educativos dirigidos a la deshabituación del tabaco, a la correcta aplicación de las técnicas de inhalación y a la incentivación de la actividad física y alimentación, junto con las campañas de vacunación, han demostrado tener gran impacto en la evolución de la EPOC. Por ello, se considera que estas intervenciones son esenciales –junto al autocuidado en la EPOC– y deben situarse en el primer escalón terapéutico en el abordaje de esta enfermedad. En Sportsalud, hemos realizado varios talleres, esta dinámica la debimos parar a causa de la pandemia del Sars-Cov2, pero que esperamos volver a retomar dentro de poco. Para ver qué talleres realizamos, pincha aquí. El próximo taller será sobre Epoc.

¿Qué puntos a tratar debe tener un Programa de educación para la Salud sobre Epoc?

  • Información sobre la enfermedad y los desencadenantes

  • Prevención de los contaminantes ambientales

  • Consejo sobre cesación tabáquica y consumo de alcohol

  • Tratamiento y adherencia (dispositivos y técnica de inhalación)

  • Actividad física (tipo y nivel).

  • Nutrición y dieta adecuada

  • Medidas para aliviar los síntomas

  • Reconocimiento de síntomas precoces de exacerbación y medidas a tomar

  • Oxigenoterapia y ventilación domiciliaria


  • Nutrición:

El plan nutricional terapeútico más adecuado para estos pacientes debe incluir:

  • Aumento de ingesta en ácidos grasos esenciales: omega 3 y omega 6, en sus adecuadas proporciones para buscar status orgánico anti inflamatorio .Por ejemplo: aceite de lino, aceite de nueces, pescados azules, nueces.

  • Elevar la toma de vitaminas A, D, E, Y C. Todas las publicaciones científicas avalan que una dieta rica en frutas y verduras con colores brillantes e intensos aumentan la inmunidad y son beneficiosos para el sistema de mucosas : cebolla morada, granada, lombarda, rabanitos, bayas del bosque frescas, higos, brócoli.

  • Mayor toma de aminoácidos esenciales como leucina.


  • Suplementación

-N-Acetil-Cisteina: En 1997 se publicó un estudio en European Respiratory Journal que mostraba que aportes de NAC (N-Acetil-Cisteina) reducían las infecciones respiratorias y las bronquitis en los fumadores. Por otro lado, en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine publicó otro estudio de paciente con alveolitis fibrosa que mejoraron con la utilización de NAC. En 1984 en Chest se publicó un trabajo donde pacientes con EPOC en tratamiento con NAC y éstos presentaban mayor cantidad de Glutatión en el fluido pulmonar.

-Enzimas proteolíticas. La utilización de las enzimas proteolíticas (proteasas) a nivel respiratorio son útiles por los distintos posibles beneficios que tiene como son a nivel del sistema inmunitario (activan macrófagos,…), inhiben procesos inflamatorios (degradan fragmentos celulares y de mediadores de la inflamación,…)

-En algunos casos he usado ciclos de 20 días de Magnesio o en la fase aguda. La respuesta ha sido muy positiva, por la acción de relajante muscular que presenta el Magnesio.


  • Ejercicio:

La práctica regular del ejercicio tiene un beneficio directo en la calidad de vida y en la salud en general. El ejercicio en el tratamiento de la EPOC debe formar parte de un plan de acción integral. El paciente que sufre EPOC tiene como síntoma principal la disnea, que no es más que la sensación subjetiva de falta de aire y está aumenta con la actividad física, incluso con actividades de la vida diaria (hacer la cama, atarse los cordones de los zapatos, ir a la compra,…). Habitualmente, esta disnea un factor limitante para que el paciente con EPOC decida hacer ejercicio y que termine siendo una persona sedentaria. Este sedentarismo puede conllevar a sarcopenia (pérdida de masa muscular) y otros problemas de salud que pueden hacer empeorar al paciente. La practica regular de ejercicio físico mejora de forma significativa la sintomatología del paciente EPOC, mejorando la tolerancia a la disnea, es decir, que la presencia de disnea ante un esfuerzo es menor y aparece de forma más tardía. Existe una mejor tolerancia a esas actividades de la vida diaria.

  • Homeopatía:

La utilización de la homeopatía en pacientes con EPOC puede tener distintos objetivos, como la prevención (La utilización de oscilococinum disminuyó las reagudizaciones en pacientes con EPOC. Epoxilo Año) o como tratamiento, por ejemplo, Hepar Sulfur (expectoración mucopurulenta, viscosa, de olor a queso viejo). Para saber más sobre cómo puede ayudar la homeopatía en el tratamiento de la EPOC no dejes de entrar en Hablando de Homeopatía.


Como resumen final, la EPOC es una enfermedad respiratoria crónica con una morbilidad elevada, pero que es prevenible. El diagnóstico precoz y la instauración de un tratamiento adecuado puede controlar la evolución de la enfermedad.

Entradas destacadas