Copyright © 2017  Diseñado por BufaloDesignWeb para SportSalud. Todos los derechos reservados. C/ Vinaroz, 44. 28002-Madrid. 

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
Please reload

Entradas recientes

Valoración médico-deportiva en el deporte

August 13, 2019

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Dieta Mediterránea

January 31, 2018

Es frecuente oír que hemos perdido la dieta mediterránea. No sé si esto es así en otros países como Italia, Grecia. Si que es verdad que tenemos una gran influencia por la industria alimentaria y del tipo de comida de otros países, siendo estas comidas no muy saludables (hamburguesas,...). Por otro lado, parece que estamos en una sociedad del bien estar, pero ello conlleva ciertos perjuicios. La sociedad actual no dispone de tiempo para hacer una compra de alimentos basada en una alimentación sana y consciente. Llegamos corriendo al supermercado y sin planificar compramos lo primero que vamos encontrando. Esto en el mejor de los casos, ya que parece imponerse la compra online, donde no vamos a ver realmente el alimento. Y ya el colmo es cuando decidimos comprar la comida precocinada o preparada.

 

Pues bien, si quieres comenzar a comer más sano, a tener una dieta equilibrada, a realizar nuestra dieta Mediterranea no dejes de seguir leyendo.

 

Las Características más destacadas de la dieta mediterránea son:

 

  • Consumo abundante de alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, patatas, cereales, pan, legumbres, hortalizas, frutos secos y semillas.

 

  • Alimentos mínimamente procesados, generalmente frescos, de temporada y cultivados localmente.

 

  • Aceite de oliva como fuente de grasa principal, sustituyendo a otros aceites vegetales y grasas como la mantequilla, y margarina. El aporte total de grasa en la dieta de no más del 25% del total energético y menos del 7- 8% de grasas saturadas.

 

  • Consumo diario de cantidades moderadas de queso/ yogur.

 

  • Consumo diario de cantidades moderadas de pescado, marisco y aves de corral y hasta 4 ó 5 huevos a la semana.

 

  • Fruta fresca como postre diario, limitando los pasteles.

 

  • Dulces muy pocas veces a la semana.

 

  • Consumo de carnes rojas (raciones máximas 350• 450 g) pocas veces a la semana.

 

  • Consumo moderado de vino, principalmente tinto, acompañando a las comidas; 1 ó 2 vasos/ día.